Ámsterdam, la perla de los Países Bajos

Es una de las capitales europeas que destaca gracias a su nutrido contenido de arte en todos los aspectos. Una ciudad antigua rica en arquitectura colonial, que transmite paz y tranquilidad.

Un paraje obligado de visitar cuando se viaja a los Países Bajos, no solo por ser su capital sino por todo el entretenimiento, la seguridad y el orden que ofrece. Sin duda alguna es una ciudad en la cual vivir es un disfrute permanente.

Colinda con unos pueblos ideales, llenos de molinos de viento, de verdor natural y de vida rural. Decorados con la naturaleza de fondo y los rebaños ovejas pastando por doquier. Estos pueblos son: Marken, Volendam, Edam y Zaanse Schans

 

Sitios de interés turístico

El Museo Van Gogh

Es completamente placentero realizar una visita guiada para conocer la vida y obra del mayor exponente artístico holandés. En este tour se explicará la visión del emblemático y excéntrico pintor. Es algo que lleva su tiempo observar 400 dibujos realizados por el artista donde expresa etapas de su vida.

También cuenta con más de 200 óleos famosos en el mundo tales como “La Recamara de Arlés”, “Los girasoles”, “Los Comedores de Patatas”, entre otras. Pero si el deseo es disfrutar a fondo cada obra sin que el tiempo sea un limitante puede realizar la visita ayudado por folletos o alguna audioguía.

Vondelpark

Todo un paraíso terrenal, ideal para acampar y estar en contacto directo con la naturaleza. Si se desea salir del estrés generado en zonas ruidosas, o por trabajos extenuantes. La salida es tomar una bicicleta y dirigirse a este parque que no por casualidad se denomina “El más famoso de Ámsterdam”

Un picnic romántico o familiar sobre una manta de grama suave y verde, de plato fuerte el poder disfrutar visualmente de las flores, un hermoso lago y oír los riachuelos como canciones celestiales.

Tiene una extensión de 47 hectáreas, para realizar actividades cardiovasculares y luego consumir alguna bebida en sus cafeterías y cenar en uno de sus restaurantes.

La Casa de Anna Frank

Imposible no visitar esta casa convertida en museo donde ocurrió uno de los episodios históricos más emotivos e icónicos de la segunda guerra mundial. Esta casa se ubica en el barrio Jordaan rodeada por el famoso, sencillo pero hermoso canal Prinsengracht.

Al terminar el recorrido y observar el Diario de esta heroína, pasear por el barrio Jordaan, donde se pueden adquirir toda clase de recuerdos de la cultura judía y de la vida de Anna.

Los canales de Ámsterdam

Disfrutar de un viaje a bordo de una de las embarcaciones, que ofrecen servicios de guía turística o simplemente de paseos de índole romántica. Es toda una experiencia llena de historia donde la paz del lugar se ve una vez más reflejada.

Sin duda alguna Ámsterdam, es una de las ciudades donde el arte, la espiritualidad y la historia andan siempre de la mano; solo hay que dejarse llevar y saber disfrutar todos los lugares y rincones de esta ciudad majestuosa.

Puede interesarte

TAUS en Copenhague: lo que necesita saber

Muchas empresas quieren adoptar MT, pero enfrentan un conjunto aparentemente impenetrable de barreras cuando se …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *